miércoles, 30 de agosto de 2017

Educar el tono de voz



Si estás aquí es porque crees que tu hijo a veces habla demasiado alto, parece que va chillando y en ocasiones incluso resulta muy molesto ese tono de voz.

Vamos a seguir 5 pasos para analizar esta situación:





1º COMPRENDER. Los niños viven las emociones intensamente. Cuando nos quieren contar algo, por simple que sea como puede ser un juego, para ellos es algo realmente importante. Como si fuera la noticia del día.
Como os decía los niños son niños: espontáneos, explosivos, alegres, intensos...

2º REFLEXIONAR. ¿Cómo hablamos nosotros? ¿Cómo nos dirigimos a ellos? ¿El tono de voz en casa a veces es muy alto? Recordad los niños NO aprenden, sino que NOS aprenden.

3º CENTRAR LA ATENCIÓN. Cuando hablemos con nuestro hijo debemos hacerlo mirándole a los ojos y a su altura todas las veces que podamos. Necesitan sentirse escuchados como cualquier persona adulta. Si estamos en otra conversación le pediremos que espere unos minutos, o que en ese momento no podemos atenderle. Cuando les cuesta esperar, les es de gran ayuda que les demos la mano, así sienten que sus necesidades son ENTENDIDAS, aunque no puedan ser cubiertas en ese mismo instante.

4º VALORAR EL SILENCIO. Muy recomendable para esta situación son las actividades que os propuse para educar la interioridad. La calma, la pausa y el silencio como un valor añadido.

5º HACERLES CONSCIENTES DE LOS DISTINTOS TONOS DE VOZ. (Podéis ver Instagram los que utilizo en el aula) Que los niños sepan que hay distintos volúmenes de voz y distintas situaciones para esos volúmenes es de gran ayuda. Poco a poco, al ir creciendo irá siendo más consciente y los utilizará de manera más adecuada.



Espero que os ayude y feliz día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario