viernes, 25 de agosto de 2017

Educar la interioridad desde que son pequeños (primer ejercicio)

Aquí estamos con el primer aspecto para desarrollar la interioridad en nuestros hijos, se trata de la ATENCIÓN.
Concentrarse es dedicarse por un tiempo prolongado a una cuestión muy importante. Cada vez somos menos capaces de hacer eso de forma correcta, como nos explica Bauman en su teoría de la modernidad liquida.
La nueva era, con el “todo fácil, rápido y ya” es un gran mal para nuestras mentes. ¿Cuántas conversaciones tienes atendiendo al móvil, cocinando y además alguno de tus hijos te está hablando? ¿Crees que estas teniendo una atención plena? ¿Retienes toda la información que desearías? ¿Olvidas hasta pequeñas cosas como dónde has dejado las llaves?
Te invito a trabajar tú atención y la de tus hijos con un ejercicio MUY sencillo:



EJERCICIO 1 para trabajar la INTERIORIDAD a través de la ATENCIÓN: STOP-SILENCIO


Consiste en parar y silenciarse durante unos instantes. Los niños/as más pequeños de 2 años lo realizan sin dificultad. En clase podemos sentarnos en círculo, si lo realizamos solo con nuestro hijo podemos colocarnos frente a él agarrándonos de las manos mutuamente.  

Les preguntamos si son capaces de estar en silencio como las montañas o las flores. Les pedimos que cierren los ojos y se mantengan tranquilos y atentos hasta que se termine el tiempo.

El tiempo variará según el niño y la edad, empezad por 30 segundos e ir aumentando.

Recoger el pensamiento y detenerse es algo fundamental para vivir de manera consciente y desarrollar nuestro mundo interior, Así pues, la invitación a nuestros hijos o alumnos (y a nosotros mismos) a parar de vez en cuando es un aprendizaje excepcional.



Esta herramienta puede venirnos muy bien ante un enfado, antes de hablar o de proseguir haciendo algo, podemos utilizarla para calmar.

Cuando abramos los ojos podemos recoger ideas de cómo nos sentimos, que hemos oído, que ideas nos han venido a la mente, etc.



Sencillo ¿verdad? Ahí está la magia. Ponlo en práctica y cuéntame por Instagram.

No hay comentarios:

Publicar un comentario