domingo, 27 de agosto de 2017

Educar la interioridad desde que son pequeños (tercer ejercicio)

¿Preparados para el tercer juego? ¿Qué tal te fue con la atención y la respiración? Si tienes dudas o quieres contarme tu experiencia no dudes en hacerlo a través de Instagram o de mi e-mail. Tengo ganas de escucharte.

Hoy vamos a hablar de la visualización, una rama de la meditación que nos ayuda a armonizar nuestro organismo y mente elimina el estrés, relaja el cuerpo, te hace conectar con tus emociones, etc.

¿Por qué nos va a ayudar con nuestros hijos? Los niños desbordan imaginación. Eso es una realidad incuestionable. La inocencia que puede haber detrás de la fantasía de los más pequeños forma parte de su desarrollo y crecimiento. A través de la visualización les armamos de herramientas para poder afrontar sus sentimientos, gestionar sus emociones y conocerse más a sí mismos.




La visualización que os propongo hoy es sencilla y es una opción muy buena para que el niño recurra a ella cuando necesite recobrar el equilibrio y la serenidad. Primero lo hará con nuestra ayuda, pero poco a poco puede ser un recurso que utilice solito. Esta actividad es adecuada a partir de 4 años para jugar con vuestros hijos o alumnos
¿Comenzamos?


Ejercicio tres para educar el interior: la visualización Juego de El Refugio



Lo primero que vamos a hacer es tumbarnos boca arriba y respirar profundamente 2 o 3 veces.
Comenzaremos indicándole que se imagine el paisaje que él quiera, podemos darle ideas y cuando ya lo haya elegido le diremos que se fije en los detalles de ese paisaje favorito donde quiera construir su cabaña.
A continuación, comenzaremos a construir nuestro refugio, tendrá que imaginar de que material está hecho, que forma tiene, cuantas ventanas, como son… Le iremos dando pautas para que se imagine todos los detalles.
Para terminar, entraremos en nuestro refugio, ¡ya está construido! Y dentro sentimos calma, tranquilidad y paz.
Respiramos tres veces y vamos abriendo los ojos.

Para terminar podemos sentarnos en circulo y hablar de como es esa cabaña interior, nuestro refugio o tal vez prefieren guardarlo en su intimidad (no cofundir con privado o secreto).

Mañana última propuesta, espero que esteís disfrutando de estas ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario